Sin duda he tenido un año excelente, pero eso ya lo vengo diciendo de muchos años atrás, agradezco cada día de mi vida y trato de aprovecharlo al máximo, llego a mis 38 años cumpliendo varias de las metas planteadas y alcanzado uno que otro sueño, me siento motivado y entusiasmado por los días que vengan.

¿Qué ha cambiado? Antes pensaba que los días que se cumplían años eran muy especiales, pero he aprendido a no guardarme nada, estoy perfeccionando esa técnica de hacer grandioso cada día, sin olvidar que el 18 de junio seguirá siendo mi día favorito del año, justo a la mitad de los 365 días; ello me sirve para valorar y adecuar, corregir, afilar la sierra. Creo que soy más tolerante con las cosas que no puedo cambiar, no conformista, tolerante; sin duda me he vuelto mejor parrillero. He adoptado una pembroke welsh corgi de nombre Nala, me tiene estudiando como si hubiera regresado a la escuela, eso me mantiene motivado y entretenido.

¿Qué extraño? Sin duda jugar hockey o tenis, creo que me falta regresar a un deporte, no es que haya dejado el ejercicio, pero me falta esa sensación de competitividad y adrenalina, estoy seguro de que pronto regresaré, así soy. Extrañé que mis equipos deportivos conservaran su racha ganadora, hay temporadas buenas y malas, pero con los equipos que amamos siempre debemos estar, Real Madrid, NYY, NYR y, claro, me encantaría ver ganar a Federer otro Wimbledon; extraño las reuniones con mis comrades de Aztec 22.

¿Lo mejor de este año? Reencontrarme con personas que amo y son verdaderamente importantes para mí, no voy a enlistarlas, ellas saben quiénes son, son personas con las que amo estar, ir al cine, comer, vivir nuevas experiencias, platicar por mensajería, viajar, ir de compras, intercambiar memes; son las personas con las que me gusta pasar más tiempo o me gustaría pasar más tiempo, en verdad son un gran motor de vida, inspiración, aprendizaje constante, son las mejores personas en mi vida y me encargo de que lo sepan: a ustedes, gracias por todos los  momentos, tengo una gran familia y espero algún día formar una igual o mejor, son motivación constante de lo que quiero y no quiero ser, mi escuela de todos los días, incondicionales, gracias por todo su apoyo, me hacen sentir fuerte. Gracias a todo Carpe Diem Project, esto no es de uno, es de muchas personas.

¿Qué sigue rumbo a los 39? Consolidarme, aprender nuevas cosas, viajar más, seguir amando, entrenar a Nala, estudiar más, trabajar mejor, enseñar de una forma sobresaliente, emprender nuevos proyectos. Me gusta como va mi vida, pero soy un géminis, me aburro rápido, así que debo estar en constante movimiento, tengo todo muy definido, pero no lo voy a mencionar en este blog.

¿Mi consejo? No aferrarse a nada, pero sí trabajar todos los días por hacer lo que amas y alcanzar tus metas, la vida se trata de retos que podamos disfrutar, no es fácil, es un trabajo constante pero así es como he aprendido a disfrutar cada día, retándome permanentemente para ser la clase de persona que quiero ser.

fullsizeoutput_88da

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.