Ser un Hooligan

Mi pasión por jugar hockey nació en 1992, año en el que vi por primera ocasión la película de Disney “The Mighty Ducks”, en la que hubo errores de escena y edición, y quizá uno de los guiones más repetidos en la categoría de filmaciones deportivas, pero aun así había muchas cosas que con el paso del tiempo volvieron icónica esa película para mí.

He crecido en la capital del Estado de México, una de las ciudades con el clima más frío del país pero en la que no había pistas de hielo, ni lagos congelados, bueno, ni siquiera nieva, así que mi gusto por el hockey nació sobre patines de ruedas en línea, una novedad para la época, acompañado de la inspiración que me daban los personajes de Gordon Bombay y Adam Banks, y los grandes de ese deporte para ese tiempo: Mario Lemiux, Eric Lindros, Steve Yzerman, Mike Modano, Bret Hull, Paul Kariya, el legendario Wayne Gretzky, entre muchos otros.

No se puede jugar hockey sin hacer grandes amistades, las historias de los grandes equipos de la NHL así lo demuestran, y fue con mis amigos con los que nació el equipo Las Cebras. Originalmente queríamos llamarnos Tigres Blancos, pero las burlas de los otros equipos por el diseño de nuestro uniforme nos llevó a adoptar el nombre del que ellos se burlaban.

Mi primer equipo estaba compuesto por jugadores que hasta la fecha son mis mejores amigos; patinábamos muchas horas al día, en menos de 3 años usé más de 5 pares de patines que sucumbían ante el desgaste. Diseñamos y construimos nuestras porterías y equipo de protección para el portero, filmamos un video musical y jugamos videojuegos de hockey para la consola Nintendo 64.

Captura de pantalla 2018-07-04 a la(s) 09.53.59

En estos años de juego, vencimos muchas veces a Las Pirañas y sólo nos derrotó un equipo nacional de nombre Los Huracanes; fueron tiempos inolvidables aunque las pistas de hielo no llegarían a Metepec hasta 2008.

Todo deporte merece dedicación, pasión, disciplina y talento, a veces no se puede tener todo ello al cien, pero sí es necesaria una combinación de estos factores.

Fue en el año 2015 cuando en pláticas con uno de mis mejores amigos de la secundaria, con quien fundé Las Cebras, me animó a jugar hockey sobre hielo en la pista de Lerma, cerca de Toluca; nos unimos a los Ice Sharks que tendían a desaparecer poco a poco, pero aprendimos los movimientos básicos y sobre todo fortalecimos nuestros cuerpos y mejoramos la condición física. Sólo se jugaba por el placer de aprender y por la diversión, pero no duraría mucho. El equipo se desintegró por muchos motivos válidos y al final terminó por cerrarse la pista.

En 2016 me acerqué a la pista de hielo de Santa Fe; estaban por comenzar un nuevo proyecto de entrenamientos básicos de hockey y decidí inscribirme. Varios no sabían patinar y muchos jamás habían jugado hockey, pero yo buscaba seguir practicando el deporte que más disfruto en la vida; mi hermano se uniría con el tiempo y, cuando empezamos a mejorar, decidimos formar un equipo: así nacieron Los Hooligans,  ese es el nombre de nuestro equipo, que se formó entre caídas, golpes, risas y camaradería. Como en el pasado, diseñamos nuestro uniforme, votamos por el nombre y disfrutamos los partidos. 

Un gran equipo se forja por su filosofía y sus integrantes; perdimos nuestro primer partido contra Pumas de una forma aplastante, pero los ánimos no decayeron. Nos inscribimos a la SNHL y mejorábamos todos los días aunque teníamos altibajos en nuestro desempeño; algunos integrantes iban y venían. Llegamos a las finales de la 4a división en la que seríamos derrotados en el partido del ascenso, sin embargo ya estábamos ahí.

La siguiente temporada inició con muchas victorias, ya éramos un equipo muy bueno en nuestra categoría y parecíamos implacables, sin embargo nos enfrentaríamos a Pumas, el equipo descendido de la 3ra división, nuestros primeros ejecutores. Nosotros ya habíamos mejorado bastante y estábamos confiados en lograr la victoria, la cual quedó lejos al ser derrotados 5-1, nos sentíamos devastados, pues habíamos ganado todos nuestros demás partidos contra Orcas, Osos, Bipolares y Vikingos, los cuales no habían podido hacer daño a Los Hooligans de Santa Fe.

La revista Mens Health hizo un reportaje en el que aparece el equipo; estas y otras son grandes aventuras que hemos pasado juntos: lesiones, cumpleaños, visita de nuestras parejas a las que queríamos impresionar, despedidas, fricciones, porras y compañerismo; había sido un camino largo y pensábamos que podíamos ganar a Pumas, pero nos topamos con una muralla.

Captura de pantalla 2018-07-04 a la(s) 09.54.23 

El torneo siguió su curso y los números de victorias y derrotas nos llevaron a jugar una final por el ascenso. Pumas era el equipo a vencer, me sentía como un niño emocionado, todo el equipo estaba muy serio antes del partido, enfrentábamos a nuestro “coco”. No alardeamos de victorias pasadas contra otros equipos, cada uno en el vestidor se concentraba a su modo y parecía que sólo queríamos darle trámite al juego; ese día se acercaron viejos compañeros. Patinamos con todo lo que podíamos dar, los pases fueron rápidos y los tiros certeros, pero al término del primer periodo íbamos perdiendo 2-1. Pero en el hockey se juegan 3 tiempos y no nos habíamos dado por vencidos, en verdad creíamos que podíamos dar más, y así fue: ganamos el campeonato un 25 de marzo de 2018 por un marcador de 5-2.

Captura de pantalla 2018-07-04 a la(s) 09.52.21

La sensación fue increíble, Los Hooligans, el equipo más nuevo de la liga lo estaba logrando, al estilo Patos contra Halcones, en la película que mencioné al inició, en verdad esta es una gran historia para recordar.

Por causas ajenas a nosotros, la liga en la que jugábamos (SNHL) no podía continuar con los torneos siguientes, pero tuvimos la oportunidad de ser invitados a un torneo de 2a división. Sabíamos que sería difícil y lo fue, perdimos muchos partidos pero el propio formato del torneo nos llevó a jugar los cuartos de final contra Búfalos de Metepec, que es la ciudad donde vivo y a este equipo debería pertenecer por zona, pero no por convicción. Era el tercer mejor equipo de la liga, esperábamos divertirnos y que no nos apalearan, pero la cosa es que logramos ganar en “shootouts” y disputamos la semifinal contra Jurásicos, un equipo de mucha historia y buenos resultados, los mejores en ese momento. Ya estábamos ahí frente a ellos, dimos todo lo que teníamos y perdimos 5-4 en uno de los partidos más emocionantes que he vivido.

Ser un Hooligan significa no darte por vencido, pese a que el rival sea notoriamente más poderoso, que haya pasado más tiempo en el hielo y tenga mejor control del puck; a un Hooligan no le intimada eso, nosotros encaramos, no nos rendimos, no aceptamos la derrota, no somos conformistas. Un Hooligan enfrenta a los mejores equipos con la frente en alto, busca ganar los face-off y llegar a la portería como pueda, anima hasta el último momento y sólo reclama a sus compañeros patinar más y a máxima.

Varios compañeros ya juegan en otros equipos y quizá tengan mejores resultados, pero aseguro que no mejores emociones; esa adrenalina de levantarte de un 4-1 y conseguir un 5-4 como marcador final sólo se puede provocar si perteneces al equipo que mejor sabe encarar a los fuertes: Los Hooligans de Santa Fe.

 

Anuncios

México en Rusia 2018

IMG_6345Una vez más la selección mexicana de futbol está en el denominado grupo de la muerte, jugando como el caballo negro del ajedrez, con la posibilidad de brincar a favoritos como Alemania o Suecia. La selección teutona es indomable, imparable en verdad, pero no invencible, son los actuales campeones del mundo y sin duda el más grande equipo nacional de futbol de estos tiempos; por otro lado esta la selección sueca, que ya ha sido tercer lugar en un mundial de futbol en 1994 y que fue derrotada por Brasil con la dupla de Bebeto-Romario y un Ronaldo lo suficientemente bueno y joven para estar en la banca.

Cuando me preguntan que cómo veo a México para el mundial, digo que vamos a ser campeones del mundo, me rehuso a bajar ese nivel de pensamiento, quiero ver a mi selección campeona, quiero que festeje la gente en el Ángel, en el Águila o en Minerva, quiero ver qué sucede una vez que logremos esa meta.

Siendo realista, no creo que vaya a ser sencillo, existe la posibilidad de que incluso perdamos todos los partidos del grupo F, pero eso no lo sabremos hasta estar ahí, y espero que no suceda.

Soy el clásico fanático de la selección mexicana al que le han roto el corazón cada cuatro años desde 1986; aquél que no supo por qué no aparecíamos en la lista en 1990 y preguntaba a su abuelo qué había pasado; el que vivió el pase contra Canadá entre tarjetas upperdeck, el uniforme de Jorge Campos, y ese mítico pase de Luis Flores a Hugo y al abuelo, gritando: Gooooooooool! Estábamos en el mundial en el que Ramón Ramírez, Zague, Luis García y Aspe comandaban el ataque con el apoyo de Ambriz y Marcelino Bernal, en la que Hugo no entró al campo a jugar contra Bulgaria. Soy el fanático que se voló sus clases para ver jugar a México contra Holanda en 1998 y  ver también cómo el Matador fallaba el gol frente a la portería de Alemania para pasar a los cuarto de final; soy uno de esos que vio todos los partidos a las 02:00 de la mañana (hora de México) del mundial de Japón, y el que organizó a sus amigos para ver el debut de la selección mexicana a las 7:00 a.m. en el mundial de Sudáfrica… así hay muchas historias, de esperanza, ilusión, gritos de emoción y lágrimas.

Es sólo un partido de futbol, pero involucra un universo de sentimientos y anécdotas con la familia y amigos, cada derrota es dolorosa, y para mí no fue penal, y jugamos como nunca y perdimos como siempre, pero sigo aquí, enojado con mi selección pero apoyándola siempre, invitando a que todos lo hagamos, porque a nosotros no nos toca estar en el campo y sentir esa presión, ver de frente a jugadores crack que admiramos todo el año por las hazañas en sus equipos de liga, no nos corresponde criticar, ni abuchear, lo mejor que podemos hacer es creer en ellos, apoyarlos, enviarles mensajes positivos para que disfruten el juego y el momento, que den lo mejor de ellos, que vivan al estilo CARPE DIEM y aprovechen cada segundo en el campo, que no se arrepientan de no correr y de tirar, que busquen concretar cada oportunidad que generen y, si perdemos, es porque no fuimos lo suficientemente buenos.

Veo a una Islandia que lleva el corazón de su nación en cada partido, claro que esperan ser campeones, pero antes de eso buscan dar lo mejor de ellos y gozar el gran momento que el deporte les da a quienes se lo han ganado con resultados.

Cuando me vuelvan a preguntar que cómo veo a México para el mundial diré que seremos campeones, algún día sé que tendré la razón, no me intimidaré por los comentarios negativos de otras personas, tampoco por los artículos de los periodistas deportivos, disfrutaré al máximo cada partido y aceptaré los resultados que nuestro equipo traiga. Este año, a diferencia de muchos otros, no sé el nombre de más de la mitad de los jugadores que integran nuestra selección, tampoco sé en qué equipo juega la mayoría de ellos, es más, no sé ni cómo calificamos, no he querido saber nada de ello porque en el pasado he sufrido… ojos que no ven, corazón que no siente; el saber poco o mucho no hará que ganen, el prepararme para enfrentar la realidad estadística tampoco sirve, pues David venció a Goliat, y como Goku en el episodio 118 de DGS en el que derrota a la fuerza del amor del Universo 2 y comprende lo impresionante que es dicho poder, pero lo es más que el poder de la motivación, creo que la motivación puede concentrar todo tipo de fuerzas (incluyendo al amor) que se canalizan en nuestra voluntad y supera nuestras barreras físicas y mentales, y muchos deportistas han logrados esos milagros.

¡Vamos México, vamos muchachos!, esperamos lo mejor y nos preparamos para lo peor; en todo caso será volverlo a intentar en cuatro años más.

 

Los 5 Consejos Carpe Diem de la semana, 3a de julio de 2017 (Mantas electrónicas, Death Note, comer frutas no engorda y más)


  1. DE LA VIDA DIARIA: He descubierto que las mantas eléctricas son una maravilla. Sucede que soy una persona un poco friolenta y no me gusta usar muchas cobijas, he probado una eléctrica y me ha parecido sensacional, tiene 9 niveles de temperatura, solo la he usado hasta el 3 y con ello basta para que mi cama este caliente antes de dormir, me gusta poder programar el tiempo de duración del calor de la cobija. Es una gran opción para no prender la chimenea o el termostato de la habitación y gracias a ella no necesito colocar otro cobertor, la empresa Therapedic se dedica a crear tecnología del sueño para mejorar nuestra salud, sería bueno que echaran un ojo a sus productos, pues dormir bien es de las mejores cosas que nos pueden pasar considerando que gran parte de nuestra vida la pasamos en cama.
  2. INTENTA ALGO NUEVO: Sé que a muchos de mis lectores no les gusta el anime pero sé también que otros lo disfruta y algunos pocos lo han intentado con agrado gracias a este y otros blogs, la realidad es que comencé a ver Death Note, uno de los mejores animes del último lustro, te hace reflexionar acerca del sentido de justicia, el ego de las personas inteligentes y las acciones mas drásticas que se pudieran tomar para mejorar el mundo. Qué pasaría si tuvieras una libreta en la que al colocar el nombre de una persona, ésta muriera. La serie está disponible en Netflix.
  3. DE SALUD Y DEPORTES: Debo confesar que no soy de los que coma mucha fruta pero definitivamente eso debe cambiar, durante algunos años llegue a creer ese dicho de que comer mango, manzana o durazno me provocarían subir un poco de peso por la cantidad de azúcar que contienen, pero me he encontrado con este artículo que clarifica muchas de las dudas respecto al tema y hoy lo comparto con ustedes, se llama comer fruta no te hará engordar y te decimos por qué. Es tiempo de comer sano.
  4. POR EL GUSTO Y LA AVENTURA: Una de las actividades que más me han agradado durante las vacaciones familiares, fue aventarme en lancha por los rápidos del río Amacuzac. Sin duda el rafting es una actividad que requiere trabajo en equipo, es en extremo divertido y si lo haces siguiendo las instrucciones es muy seguro, se los dice alguien que incluso fue aplastado por la lancha, en México hay varios lugares para practicarlo, los invito a leer este artículo de México desconocido.
  5. DE ARTE, MÚSICA, LITERATURA, TECNOLOGÍA Y CINE: Mi género musical favorito es el rock, por su historia, sonido, letra y significado, no me agrada la música banda y sé que muchos gustan de su letra y sonidos pero no es lo mío, no la odio, hay algunas canciones que canto a todo pulmón, pero son la menos. Me puse a buscar cuáles eran las mejores canciones de rock de todos los tiempos y me encontré con la siguiente lista de VH1 publicada en wikipedia, la he querido compartir para saber si están de acuerdo con ella, claro que también hice mi propia lista, pues la que encontré no tiene ni una sola canción de la banda Kiss y para mí eso no puede ser posible. LISTA

GuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardar

Los 5 Consejos Carpe Diem de la semana, 2a de junio de 2017

  1. DE LA VIDA DIARIA: Es época de lluvias y calor en muchos lugares del mundo, recuerda llevar una sombrilla contigo, cuídate sobre todo de la lluvia acida pero también de los rayos UV, una buena sombrilla te protege de ambos.
  2. INTENTA ALGO NUEVO: Prueba el platillo más exótico de la zona, yo iré por uno gusanos, así es y puedes ver mis recomendaciones culinarias en: http://www.foodspotting.com/luisparra18
  3. DE SALUD Y DEPORTES: Lee la historia de vida de un deportista legendario, hoy te recomiendo a Babe Ruth https://www.vavel.com/es/mlb-en-espanol/313213.html
  4. POR EL GUSTO Y LA AVENTURA: En pleno siglo XXI conozco jóvenes que no saben andar en bicicleta, esta semana vine un día al trabajo en este tipo de vehículo que no contamina, pruébalo, para saber más te recomiendo: http://labicikleta.com
  5. DE ARTE, LITERATURA Y CINE: No me canso de ver y recomendar esta película de ¿Conocen a Joe Black?, me encanta este dialogo legendario:  “¿Donde está tu arrebato? Quiero que flotes. Quiero verte cantar con furia y bailar como posesa. Verte feliz hasta el delirio o dispuesta a serlo. Ya sé que suena un poco cursi. Pero el amor es pasión, obsesión, no poder vivir sin alguien. Pierde la cabeza, encuentra a alguien a quien amar como loca y que te ame de igual manera. ¿Cómo encontrarlo? Olvida el intelecto y escucha tu corazón. Porque lo cierto hija, es que vivir sin eso no tiene sentido alguno. Llegar a viejo sin haberse enamorado de verdad…. en fin, es como no haber vivido”.