El año 2020 se recordará por el virus SARS-CoV-2 que infecta a los seres humanos con la enfermedad COVID-19, ésta ha desatado una pandemia y representado un gran reto a resolver en todos los países del mundo.

En estos tiempos tan complicados donde nuestra fuerza de voluntad, profesionalismo, competencias, aptitudes, actitudes, desarrollo humano y más características, virtudes y defectos de las personas se ponen a prueba, me siento sano, fuerte, motivado, templado y con la visión de muchas nuevas oportunidades. La mitad de este año me ha hecho ver que mucho del trabajo personal y profesional que he venido desarrollando durante años atrás rinde buenos resultados.

Una vez más agradezco cada día de mi vida, sigo aprovechando cada día de la mejor forma posible y puedo decir que llego a mis 39 años con buena salud, fortaleza física, mental y espiritual.

¿Qué ha cambiado?

Algunos planes de vida relacionados con formar una familia se han tenido que adecuar, no he cambiado nada de la esencia principal de lo que quiero y busco en un proyecto de esa magnitud, en el que seguramente no me permitiré tener muchos errores, aunque esa idea sea utópica; por un momento pensé que podría ser miedo a fallar pero un análisis profundo de mis sentimientos, convicciones y metas me ha dejado ver que no es miedo, es entender la responsabilidad y el compromiso que significa para con uno mismo y otras personas, la meta no ha cambiado, pero la planificación sí.

Ya cocino mejor, mi abdomen comienza a tonificarse de nuevo, el cabello que se fue no regresará y sin duda la forma de trabajar e impartir docencia es algo que no volverá a ser igual, pero creo que la creatividad y el uso de herramientas de tecnología me han permitido seguir haciendo un buen trabajo.

La realidad es un cambio constante y la vivimos todos los días. Cuando esto del confinamiento acabe seguiré en la misma realidad de cada día, no una nueva o diferente, es decir, la vida y cada día ya son una aventura que no se repite. No creo en las nuevas normalidades, solo en la realidad del hoy, la reflexión del pasado y el anhelo de un día más.

¿Qué extraño?

Durante la pandemia COVID-19, se han cancelado eventos culturales y deportivos, no hubo temporada de la MLB, se canceló la ATP, la NHL, la UEFA Champions League, La Liga, los Juegos Olímpicos y más, extraño la emoción que desprenden todos esos eventos.

Retomando cosas del pasado debo comentar que a pesar de que ya existen reuniones en línea sigo sin poder participar como me gustaría con mis comrades de Aztec 22. Sin duda también extraño sentir el hielo en el rostro y en los pies, la camaradería de los Hooligans, las reuniones con amigos y más.

Las películas en casa no se disfrutan igual que en el cine, extraño la pantalla gigante, el sonido THX, los estrenos, la convivencia con fanáticos del séptimo arte, es algo que ya valoraba mucho.

Este año lo voy a recordar por no haber viajado fuera de México y más importante que eso, es el no poder visitar a grandes amistades que se encuentran repartidas en diferentes partes del mundo, por lo menos existen varias tecnologías de comunicación y convencía y no me importa haber perdido en las 48 de Michigan, lo más importante fue vivirlas. (frase de consuelo para el perdedor).

¿Lo mejor de este año?

Algo que estaba en mi extensa lista de cosas que hacer antes de morir era ver a Billy Joel en un concierto en vivo, pues he tachado eso de la lista, fue sorpresivo y bueno, parece que fue el inicio de una secuencia de sonrías que no se han detenido en lo que va del 2020.

La convivencia con Nala (@nalapembroke) ha sido toda una aventura muy divertida y de mucho aprendizaje, gracias a ella leí más libros que el año pasado y me he preparado para diferentes contingencias globales que mi mente imaginaba.

Me siento lleno de nuevos retos y con la energía de consolidar algunos proyectos que ya se venían trabajando, he de comentar que me siento motivado y voy a retomar la música, el baile y otras actividades que estaban en sueños.

Son las personas en mi vida las que siguen siendo lo mejor, algunas van y vienen pero me doy cuenta que las más importantes siempre están, no todo el tiempo, pero siempre están y eso es lo más divertido y emocionante de la vida, compartir momentos, lugares y experiencias con las personas que uno quiere.

Carpe Diem Project sigue creciendo y ayudando a personas en todo el mundo a sentirse motivadas. El podcast se fue y regresó con más influencia, muchas gracias a todas las personas que hacen esto posible, en verdad es un aprendizaje constante, una inspiración y actividad que disfruto mucho. Los invito a leernos y escucharnos en Facebook, Instagram, Apple Podcast y Spotify.

¿Qué sigue rumbo a los 40?

Seguir consolidando proyectos personales y en equipo, estudiar más, trabajar mejor, enseñar de una forma sobresaliente, emprender nuevos proyectos.

Cuando llegue a los 40 sí organizaré una fiesta tan grande en la medida de lo posible, son muchas personas a las que he tenido la oportunidad de conocer y de las que he aprendido, me gustaría crear un gran momento con todas y todos, sea como sea será el primer escalón del cuarto piso.

¿Mi consejo?

Aferrarse a los sueños, no rendirse jamás, creer en ti de la forma más objetiva posible y aceptar realidades, respetar decisiones y estar seguro de que al final hacer lo correcto es mejor que hacer lo que uno quiere.

Invierte tiempo y dinero en lo que amas y cuando alcances tus metas, plantéate nuevos retos y ve por ellos.

En temas de amor, fortuna, trabajo y oportunidades considero que todo se crea y jamás se destruye pero sí se transforma.

Carpe Diem

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .