El amor de la cabeza y no del corazón (2006)

Cuando comencé esta tarea de descubrir y definir el amor, leyendo y escribiendo algunas cosas de ello, jamás imaginé que terminaría como empecé, ahora entiendo esa tan famosa frase de Pitágoras, “La felicidad consiste en poder unir el principio con el fin.” y es que así fue.


El amor de la cabeza y no del corazón (AL DIABLO CON ESO). Hablemos de Ciencia, Ciencia Ficción y más…


Hace poco leí una lectura de carácter científico, y aún cuando vivo esa realidad me niego a creer en ella, la idea principal se basa en estudios donde queda demostrado que las mariposas en el estomago son cosa del cerebro, la BBC publicó en el 2003 un estudio de la Dra. Helen Fisher donde queda científicamente comprobado que las emociones están en la cabeza y el corazón sólo bombea sangre (entre otras cosas), vaya que estos estudios no tienen nada de metafóricos y mucho menos de románticos; para acabarla de matar (a la ilusión) la oxitocina es una hormona generada de forma natural por el hipotálamo en la base del cerebro que regula varios procesos fisiológicos como las emociones. Esto quiere decir que toda emoción nace en el cerebro y como tal puede ser controlada por nuestra razón y cordura. La citada sustancia química (no tolhuache) es capaz de promover la actividad social y según parece ayuda a superar el temor a la traición y crear un círculo de confianza y afecto, (cariño, enamoramiento, ¿amor?) por lo que queda totalmente desvirtuada la idea de que el amor pueda ser una emoción incontrolable.


Quiero comenzar con una frase que he venido trabajando desde hace tiempo, “Las prioridades de la vida deben ser jerarquizadas por el corazón y no por la cabeza; porque el corazón es más sabio”. Con el paso de las vivencias uno puede comprobar qué no importa que podamos controlar, nuestras emociones siempre son mas fuertes, porque las emociones no sólo son sustancias químicas del hipotálamo, son energía, fuerza.

En palabras de Obi-Wan Kenobi (Maestro Jedi de Star Wars) “Your eyes can deceive you. Don’t trust them. Stretch out with your feelings.” De esto se entiende que debemos confiar más en lo que sentimos que en lo que vemos frente a nosotros, la razón también tiene sus trucos, pero las emociones, hablando de ellas ya en un sentido energético son capaces de ver más allá de lo evidente. Ya en esto de las filosofías de personajes Yoda (gran Maestro Jedi) dijo: “Try no. Do. Or do not. There is no try.”

Considero que así debemos pensar y sentir cuando decimos amar, (amar de verdad no ma…) se ama o no se ama, no se intenta.

Claro que no hay una definición exacta o verdadera de lo que es el amor, pero creo que ahí esta el error, perdemos mucho tiempo en descubrir lo que es y nos olvidamos de vivirlo, hace poco una amiga me dijo esto “disfrútalo” y es que tiendo a preguntarme todo, y encontrar razón de, ello me ha situado en una posición de frialdad tremenda ante toda situación, pues me cuesta trabajo reír, me cuesta trabajo volver a enamorarme, volver a confiar, (puedo inyectarme oxitocina pero no).

Para ser honesto no pierdo la “fe” de lograr superar esto, no me siento solo,  sé que a muchos nos pasa, generalmente decimos cada tontería como –el amor no existe-, -el amor, patrañas- pero de repente, -hay que bonito es el amor-; ¿se han puesto a pensar en la incongruencia de esto?, pero sobre todo el desgaste, mental y emocional que provoca, creo que en el amor no debe haber orgullo, no debe haber intereses, creo que el amor no tiene nada que ver con la cabeza, creo que no se puede ver, ni oler, sólo sentir, creo que es incierto, que es muy confundible con otros sentimientos, creo que el amor es más y va más allá de nuestra comprensión por ello tiene millones de definiciones, y por ello ninguna es correcta pero todas son reales, por eso son contradictorias y cambiantes, por ello creemos que desaparece y nace… Creo que el amor “es” y punto y es de esas cosas contadas de las que podemos decir muchas cosas sin decir nada.

Hoy no hay moraleja, no hay reflexión escrita, hoy sólo me doy por vencido por creer que he llegado a comprender que he perdido mucho tiempo en tratar de definir lo indefinible. Hoy he decidido disfrutar de todo lo que la vida me pone enfrente, quiero volver a reír y confiar… y aplicar lo que en una ocasión difundí: Besa tanto como puedas. Deja que te rompan el corazón. Enamórate, date en la madre, y vuelve a levantarte. Quizás hay un amor verdadero. Quizás no. Pero mientras lo encuentras, lo bailado ni quién te lo quite.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: